macos

Me estoy poniendo viejo y maquero

Escrito el y tuvo 1 comentarios

Cuando comencé mis andanzas por el mundo de la informática, vivía en un país donde lo más avanzado que se conocía por ese entonces en cuestiones de ordenador, era un televisor en blanco y negro, al que se le conectaba un teclado inteligente (o así lo llamábamos) y grababas la información en un reproductor de casetes de cinta magnética.

Ni siquiera recuerdo si aquel teclado era Spectrum, IBM o cualquiera de esas marcas que ya eran populares y hasta obsoletas por aquel entonces en el resto del mundo. Lo que si recuerdo, es que me enamoré de aquellas letras y comandos que se veían en pantalla. No pasó mucho tiempo después, cuando al laboratorio de mi escuela secundaria entraron los primeros ordenadores con procesadores Intel, y desde ese entonces, mi amor por la informática fue en crescendo.

No tuve mi primer ordenador hasta mucho tiempo después, ya Windows iba por su versión XP, y comencé a dar mis primeros pasos con Linux. Donde vivía, no se conocía otra cosa, por lo tanto eras un privilegiado si sabías lo que era un Macintosh y OS X.

Mi primer contacto con un dispositivo Apple fue un iPod Nano 2G que me gané en un concurso que realizaron en Maestrosdelweb, donde había que crear una especie de tutorial para enseñar a maquetar con HTML y CSS. Sorprendentemente resulté ser uno de los ganadores y aunque no recuerdo ahora como, me hicieron llegar el dispositivo a Cuba. Cuando sentí la calidad del sonido del iPod en comparación al resto de reproductores mp3 del mercado, algo me dijo que esto de las cosas de Apple era algo completamente diferente. Pero aún así, seguía sin conocer la compañía y el resto de sus productos.

Del 2007 al 2019 tuve Linux como mi sistema operativo principal, y alguna que otra vez usaba Windows, pero, algo cambió, ya no solo en el mundo de la informática personal, sino en mi vida. El uso que le estaba dando al ordenador era mayormente para crear contenido, tanto audio como video, y en todo el 2020 me sentí mucho más cómodo usando Windows para esta tarea, que en Linux.

El motivo de esto es que muchas de las aplicaciones que estaba utilizando para todo esto, no tienen soporte para Linux, y lo mismo sucede con el hardware, en este caso mi mesa de mezclas la RodeCaster Pro. Así que utilizaba Linux cada vez menos y prácticamente solo abría sesión para actualizar el sistema.

Todas estas aplicaciones que funcionan en Windows, pero no en Linux, si funcionan en macOS, un sistema operativo que para mi siempre ha estado en el punto medio entre los anteriores. En macOS todo funciona a la primera, o al menos hay soporte para casi todo lo que encuentras en Windows, y por otra parte su base Unix me facilita mucho el trabajo a la hora de hacer trabajo con scripts, comandos y demás en mis servidores. Además de eso le sumas lo bonito que se ve el jodío…

Otro punto fuerte de macOS es que para el trabajo con multimedia es prácticamente lo mejor. El servidor de audio es extremadamente eficiente y resuelve muchos temas de Loopback y cosas que en otros sistemas no funcionan siempre a la primera. Luego, hay herramientas/aplicaciones que solo existen para macOS que nos facilitan muchísimo la vida, y tenemos por ejemplo, todos los productos de Rogue Amoeba.

Evidentemente no es un sistema operativo perfecto, tiene sus problemas como todos, pero hace más de 2 meses que decidí dar el paso a usar solamente macOS y debo confesar que extraño poco o nada mi querido GNU/Linux. A veces me entra algo de nostalgia cuando veo capturas de Plasma en Twitter u otras redes sociales, pero de forma práctica, no hay nada que de momento me haga regresar.

Mi ordenador principal es un Mac mini M1 que me tiene gratamente sorprendido. No obstante, todavía tengo cerca mi MacBook Pro mid 2009 y una HP Pavilion a las que le podría instalar Linux cuando la nostalgia me supere. La Realidad me supera, estoy muy cómodo en el ecosistema de Apple y solamente tengo un Mac, un iPhone y los AirPods 2. No necesito más de momento.

Si, me estoy haciendo viejo, como este blog al que tengo muy descuidado, pero es que ya las ganas de escribir no son las mismas. El audio y el video se han apoderado de mi forma de comunicar. Estoy más activo tanto en el canal de Youtube como en TuPodcast.com y allí me podrán encontrar con más frecuencia.

Hasta entonces, cuando tengas ganas de escribir nuevamente, adiós..

Comparte:

¿Ideas? ¿Comentarios?

  1. Traidor 😉

    bueno cada uno tiene que usar lo que mejor satisface sus necesidades sea el sistema que sea.

    Una idea, ¿porqué no haces con este blog lo mismo que yoyo fernandez?. El tampoco escribe y practicamente todo lo que publica son videos pero cada vez que publica un nuevo video en youtube lo pone también en su blog y así es más fácil seguir sus publicaciones que andar logeandose en youtube.

    Podías hacer lo mismo, ya que tienes el blog úsalo 😉

    Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.